ESCUCHANOS los jueves a las 6:15 pm por la Frecuencia Libre 99.1 FM desde San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México.

3 de noviembre de 2009

Variedades de Maíz e Identidad Cultural: En Riesgo Por Cultivo de Transgénicos

Siguiendo con la polémica del cultivo de maíz transgénico, hoy han salido algunas notas en el periodico La Jornada que quisieramos compartir en este espacio. Como bien refiere la nota, el cultivo de maíz en México se remonta a miles de años de historia, mucho antes que la llegada de los españoles. Es por esta simple razón que tenemos la diversidad más grande de variedaes de maíz, cada una de ellas ligadas a diferentes formas de manejo y desarrolladas bajo distintos propósitos. Si el Gobierno Federal, y la Sagarpa fueran capaces de comprender el contexto en el que se ha desarrollado el cultivo del maíz en México, entenderían perfectamente los riesgos que trae la introducción de maíz transgénico no solamente sobre la erosión de diversidad de maices sino sobre la erosión de la identidad cultural que implica.

Ante esta ignorancia peligrosa, nos queda a los ciudadanos informarnos por otros medios, reflexionar continuamente para buscar formas de organización y acción contra éstas políticas miopes.

Abajo encontrarán fragmentos de la nota, y el vinculo para leerla completa:

"Amenazan siembras experimentales la diversidad del maíz, dice investigador"
Publicado por Matilde Pérez U en La Jornada,3-11-09, p. 35

Sin la participación de los campesinos en la conservación e investigación sobre el maíz y con la autorización de siembras experimentales de variedades transgénicas se corre el riesgo de perder la diversidad de la planta, afirmó Antonio Serratos Hernández, investigador de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México.

La existencia de 300 razas de maíz es resultado de la resistencia indígena por más de 500 años y de los campesinos que continúan como guardianes del grano, para quienes las distancias no son impedimento para el intercambio de semillas, lo que asegura mantener su diversidad, agregó...

En el estudio El origen y la diversidad del maíz en el continente americano, Serratos apunta que existen dos estrategias para la conservación del grano: la colecta y el resguardo de muestras en bancos de germoplasma y la conservación in situ, que implica el fomento y apoyo de la reproducción de las condiciones sociales y ambientales del campesino para preservar la semilla...

“El sendero agrotecnológico estadunidense concibe los recursos genéticos y la conservación ex situ como capital de reserva en bancos de germoplasma para aplicaciones industriales y como seguro de riesgos a futuro. La preservación del maíz se realiza mediante la enajenación de los recursos genéticos de los campesinos generados durante siglos de trabajo comunitario.” Ese tipo de preservación es de alto valor, pero para desarrollar todo el potencial y resguardar la diversidad del cultivo es necesaria la intervención de los campesinos...

En el estudio, Serratos puntualiza que la mejor manera de preservar las razas de maíz es conservar el modo campesino de producción. “No se puede soslayar que la protección de la biodiversidad del (grano) requiere del fortalecimiento de la sociedad rural. Es necesario que (el productor) cuente con mejores condiciones de vida para impedir que abandone el agro.”

La conservación in situ, sostiene, requiere de apoyo gubernamental y del impulso de programas oficiales que permitan iniciar acciones de organización social y trabajo comunitario. La destrucción del tejido social en las comunidades rurales aumenta el riesgo de extinción del maíz, cuyo significado social y cultural deben ser revalorados. Su protección, destaca, es una tarea que debe involucrar a todos los pueblos de América

Nota completa:
http://www.jornada.unam.mx/2009/11/03/index.php?section=sociedad&article=035n2soc